Co-operative enterprises
build a better world

Defendiendo el modelo cooperativo

La Alianza Cooperativa Internacional defiende los intereses del movimiento cooperativo trabajando con responsables de la elaboración de políticas a nivel internacional. El trabajo de fomento de la Alianza ayuda a crear un entorno político, jurídico y normativo más favorable en el que las cooperativas puedan prosperar. Asimismo, el Comité de Derecho Cooperativo de la Alianza asesora sobre asuntos relacionados con la creación de un entorno jurídico más inclusivo para las cooperativas.

Cómo participamos

En la Organización de las Naciones Unidas, la Alianza participa en debates de alto nivel con gran relevancia para las cooperativas en calidad de organización de carácter consultivo en el Consejo Económico y Social de la Organización de las Naciones Unidas (CESONU), condición que ostenta desde 1946, siendo la primera organización no gubernamental en haber obtenido esta condición.

La Alianza lleva participando activamente desde 2014 en el Business 20 (B20), un foro de líderes empresariales que formulan recomendaciones a los gobiernos del G20 con vistas a conseguir un crecimiento sólido, sostenible y equilibrado de la economía mundial. Nuestra delegación de líderes cooperativos trabaja para asegurarse de que la voz cooperativa es escuchada en los grupos de trabajo del B20 y que aparece representada en los documentos que elaboran.

La Alianza ha firmado también acuerdos particulares con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), con la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y con el Centro de Comercio Internacional, además de participar en el Grupo de Trabajo Interinstitucional de la Organización de las Naciones Unidas sobre Economía Social y Solidaria.

En 1971 la Alianza se convirtió en miembro fundador del Comité para la Promoción y el Avance de las Cooperativas (COPAC), una alianza multiagente de instituciones públicas y privadas a nivel mundial que promueve y defiende las empresas cooperativas centradas en las personas y autosuficientes, guiadas por los principios del desarrollo sostenible desde un punto de vista económico, social y medioambiental.

Qué les pedimos a los líderes mundiales

La labor de la Alianza en la Organización de las Naciones Unidas y sus agencias, así como su implicación con los gobiernos del G20, tienen por objetivo comunicar dos mensajes fundamentales:

· Las empresas cooperativas son unas importantes propulsoras del desarrollo y del crecimiento sostenible e inclusivo.

· El entorno normativo y las políticas deben favorecer la constitución y el desarrollo de empresas cooperativas, las cuales ayudan a crear oportunidades económicas para todo el mundo, incluidos los pobres, los jóvenes, las mujeres y los pequeños empresarios y productores.

Al sumarse a la propuesta de actuación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, la Alianza también fomenta las contribuciones de las empresas cooperativas a los diecisiete Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), exhibiendo el trabajo que realizan las cooperativas a través de la plataforma Cooperativas para 2030, una plataforma para que las cooperativas obtengan información sobre los ODS, formulen sus compromisos para conseguirlos y vayan informando sobre sus avances.

¿Qué hacen las cooperativas para lograr los ODS?

Aquí ofrecemos algunos ejemplos:

· Fin de la pobreza y hambre cero: gracias a las cooperativas las personas pueden ayudarse a sí mismas mediante la creación de sus propias oportunidades económicas.

· Seguridad alimentaria: gracias a las cooperativas agrícolas, los pequeños productores-miembros pueden acceder a insumos, infraestructuras, mercados, mejores precios, formación y tecnologías a través del poder del colectivo.

· Igualdad de género: respetando uno de sus principios fundadores, el de la afiliación abierta y voluntaria, las cooperativas permiten a las mujeres acceder a recursos y oportunidades gracias a la extensión de su participación en la economía local y nacional.

· Trabajo decente y crecimiento económico: al centrarse en las necesidades humanas, las cooperativas han demostrado ser resilientes, logrando incluso crecer en épocas de crisis. También son una fuente de trabajo decente para muchas personas en todo el mundo e incrementan la inclusión de los grupos marginalizados, como los jóvenes y los pueblos indígenas, en la población activa mundial.

· Lucha contra el cambio climático: el excepcional modelo de las empresas cooperativas que consiste en ser propiedad de sus miembros les permite comprometerse a largo plazo con la lucha contra el cambio climático y sus consecuencias. Las cooperativas ponen a las personas en el núcleo de sus acciones y esto facilita la aceptación de los sacrificios personales que exigirá el cambio climático. Una consecuencia de ello es la gestión sostenible de los recursos naturales y un compromiso activo con las opciones energéticas sostenibles.

¿Quiere obtener más detalles sobre nuestra labor de promoción y defensa? Póngase en contacto con Rodrigo Gouveia, director de Políticas, escribiendo a gouveia[@]ica.coop o consulte las noticias y publicaciones relacionadas con nuestras políticas.