NCBA CLUSA, miembro de la ACI, participa en la 62 sesión de la Comisión para el Desarrollo Social

20 Feb 2024

La 62 sesión de la Comisión de las Naciones Unidas para el Desarrollo Social (CSocD62) se centró en el papel de las políticas sociales para acelerar el progreso para el cumplimiento de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible.

La sesión, que se celebró el 8 de febrero en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York, contó, entre otros, con un panel con múltiples partes interesadas en el que participó Doug O’Brien, el director ejecutivo de NCBA-CLUSA, miembro de la ACI de los EE. UU.

Durante su intervención, O’Brien describió a las cooperativas como una estrategia innovadora y eficaz para fomentar el desarrollo social y proporcionó distintos ejemplos de todo el mundo.

«Actualmente, un 12 % de la humanidad, es decir, más de mil millones de personas son miembros de cooperativas», explicó O’Brien. «Existen tres millones de cooperativas en todo el mundo, que proporcionan empleo al 10 % de la población activa mundial. En los EE. UU. una de cada tres personas es miembro de una cooperativa, es decir, de una empresa propiedad de sus miembros, controlada por ellos a través de un Consejo de Administración elegido democráticamente y en su beneficio».

NCBA-CLUSA –el organismo federativo que representa a las cooperativas de los EE. UU.– ha estado trabajando en colaboración con la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) para crear oportunidades económicas en todo el mundo a través de las cooperativas.

Actualmente, NCBA-CLUSA trabaja en 26 proyectos en 16 países distintos, entre ellos, la cooperativa Recicpla, de Guatemala, una cooperativa de mujeres recicladoras creada para limpiar los deshechos que dejan los visitantes del lago Atitlán.

Otro ejemplo es la cooperativa Café Timor, creada hace 30 años por 450 productores de café. Actualmente, esta cooperativa sirve a más de 44 000 familias productoras de café y les ayuda a acceder, por un lado, a los mercados de café de especialidad internacionales, y por otro, a los servicios sanitarios.

O’Brien destacó la importancia de contar con un marco de políticas públicas que favorezca la integración de las personas a las cooperativas para impulsar sus objetivos de desarrollo social. Con este fin, animó a los Estados miembros de la ONU a utilizar la Iniciativa para la Regulación y el Derecho Cooperativo (CLARITY) del Consejo de Desarrollo Cooperativo en el Extranjero de los EE. UU. para evaluar el entorno legislativo y regulatorio de cada país respecto a las mejores prácticas cooperativas y los siete principios cooperativos.

O’Brien comentó que muchos países han utilizado esta herramienta para cambiar su marco legislativo y nombró algunos de ellos, como Kenia, República Dominicana o Ecuador.

Volviendo a los ejemplos de su país, O’Brien recordó cómo el entorno político favorable de las décadas de 1930 y 40 permitió a las comunidades rurales de los EE. UU. crear cooperativas para el suministro de electricidad.

Del mismo modo, CoBank, un banco cooperativo creado en 1989, es actualmente uno de los proveedores de crédito más importantes de la economía rural estadounidenses. En su Informe de Sostenibilidad más reciente se destaca la contribución a los Objetivos de Desarrollo Sostenible del trabajo en torno a la diversidad, la equidad y la inclusión, la ayuda en caso de catástrofes naturales, el fomento y la industria.

Tras las presentaciones se abrió una sesión de preguntas. O’Brien reiteró la importancia de contar con políticas favorables para las cooperativas en los Estados miembros de la ONU. Además, añadió que los mensajes persuasivos más impactantes para los responsables políticos combinan un enfoque cualitativo y cuantitativo.

«Aportar información de calidad sobre las necesidades y las posibilidades de cambio puede ser muy convincente pero no creo que estos datos sean suficientes por sí mismos», indicó. «Es necesario que los responsables políticos escuchen y entiendan las historias de quienes trabajan sobre el terreno sobre cómo las estrategias pueden ayudar a la población a crear cooperativas o a garantizar una vivienda segura y asequible para un mayor número de personas».

O’Brien recordó también a los delegados que el 2025 ha sido declarado Año Internacional de las Cooperativas por la ONU.

«Es importante destacar el uso de la tecnología en el modelo de propiedad y gobernanza democráticos de una cooperativa como una solución innovadora».

«En mi opinión, y en línea con lo que se ha comentado varias veces hoy, las personas que utilizan estas soluciones innovadoras y mejores prácticas en su entorno son realmente la mejor voz en todo el mundo. Como miembro de la comunidad cooperativa, estoy deseando colaborar con la ONU para que en 2025, el Año Internacional de las Cooperativas, se oigan estas voces locales», concluyó.

La grabación completa de la sesión está disponible aquí.

ÚLTIMAS NOTICIAS COOPERATIVAS

«Esta es una historia de personas ordinarias que...

La ACI ha firmado un nuevo acuerdo de asociación...

La Alianza Cooperativa Internacional (ACI) sabe que los...